30 de marzo de 2006

Terapias alternativas

Ahora que lo pienso, dependiendo de tu nivel socio-económico, siempre habrá una forma alternativa de solucionar tus problemas de salud. Peeero (siempre hay un pero, en este caso, un perote) la cura no siempre será efectiva, pues entran en juego variables tan inexactas como la fe, la creencia, la autosugestión... ¿qué se yo!

Para los pobres está el mercado de Sonora, los tecitos que venden en el tianguis, las limpias con un huevo (de gallina, no el del paciente) y, para las clases media y alta, soluciones más sofisticadas, imbuidas de un tufillo new age y seudo orientalista. Así, conocemos, al menos de oídas muchísimas terapias que curan de todo.

Si ustedes conocen algún caso de éxito, qué bueno, me alegro muchísimo, pero yo he visto la otra cara de la moneda. Los múltiples intentos fallidos, los costos cada vez más onerosos, las recetas infalibles que se aplican a cualquier caso... Para mi, muchas de estas terapias alternativas son un modus vivendi de personas sin escrúpulos que lucran con la esperanza de una mejor calidad de vida de la gente.

Ya que estamos en estas, me he puesto a pensar en terapias alternativas realmente chidas que serían la pura onda, ya que estarían adecuadas a la idiosincrasia mexicana. ¿Qué les parece una tortaterapia para aliviar problemas de orden fisiopatológico? Lo único que hay que inventar son las recetas con nombres sumamente imaginativos y la demanda no se haría esperar, "Déme una torta antigripal con harta vitamina C y picante".

¿Qué tal ésta? Pancracioterapia, para el control de la ira, el estrés y otros problemas de conducta. Te diseñas una máscara de luchador, defines para qué bando lucharás (rudos o técnicos) y ¡zas! Cada fin de semana, el terapeuta programa luchas de aficionados, cobra la entrada, rola las apuestas... ¡Negocio redondo! De este tipo de terapias se me ocurren varias seguido, pero no las publico, no vaya a ser que algún abusado, en serio me tome la palabra y al rato veamos un infomercial con el revolucionario método adelgazante basado en curado de piña y salsa con escamoles.

2 comentarios:

  1. No te quejes...

    También está el DR. Chunga y el Dr. Simi.

    ResponderEliminar
  2. el doctor chunga rifa y el simi debería de deshacerse de la botarga esa llamada victor gonzález torres 8D

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.