31 de mayo de 2006

Canto de un amor desesperado

Entre nubes y beso se forjó una alianza. Un camino dual, una distancia de casi diez años y un destino incierto dieron vida a un cariño súbito. Cariño desquiciado que en figuras coloridas subía al cielo, coqueteando al viento y atiborrando de dulzor la atmósfera.

Y luego la pausa para el decir de los cuerpos. Sublimados uno en el otro, la aquiescencia fragmentaria del tiempo en melódica compañía del gemido. El perfume sobre la piel se dejaba rasgar por el deseo tumultuoso de una entrega plena.

Nombre antiguo y femenino. Larga cabellera cubriendo hermosamente cuello y hombros. Vello aquilatado por caminos de humedad. Y una voz sensual para erguir en rito momentáneo tu dicha aplazada. Un número trino da a un par el uno que amalgama. Colma tu boca mi desesperación y tus manos, mi desenfreno. Ven mía, como eres, a mí; a mis indecibles antojos. Dale vida a los caros adjetivos.

Él entonces impone un compás de duda. Es el vidrio o lo que se le asemeja un tirano que humilla. Va en pos como de la presa y la presa lo aprisiona, lo hace suyo, le impone un hábitat para sus ansias y demás lubricidades. Así cedo ante la sonrisa y el gesto acostumbrado. Somos yerba que crece hacia el Sol. Un puñado de semillas que de vida vibran vigorosas. Y crezco en tí, regado de tus caricias.

23 de mayo de 2006

Súper Richard Regresa

Después de ejecutar un tiro penal y anotar el gol que diera a los tuzos del Pachuca su cuarto título, a nadie le quedó duda de que Richard Núñez se consagró como el mejor jugador extranjero de la liguilla reciente. Su gol, decisivo, provocó no sólo la alegría desbordada de la afición que festejaba el triunfo local en el Huracán; sino la desaprobación de una inmensa mayoría de aficionados al Cruz Azul hacia los directivos celestes quienes, en una decisión inexplicable, cedieron en préstamo al jugador charrúa. En respuesta, el rubio ariete cumplió su promesa, una vez que supo que quedaba desligado de la Máquina Celeste: "Se van a arrepentir".

Días antes de que se jugara el partido de vuelta de la gran final, el técnico azul, Isaac Mizrahi, en un gesto de decencia, hizo público que no iba a hablar del probable retorno de Richard a la escuadra de La Noria para no distraer al jugador. Sin embargo, es bien sabido que en el fútbol "cuando el río suena, es que agua lleva", así que, una vez concluida la magnífica participación de Núñez en el equipo de La Bella Airosa, algunos medios informativos han aventurado que es muy factible que Súper Richard vuelva al Cruz Azul, pues éste lleva la delantera para hacer válida la opción a compra al Atlético de Madrid, aunque esta versión contrasta con las declaraciones del presidente tuzo, Jesús Martínez, quien asegura que "la prioridad es para el Pachuca".

Personalmente, creo que haber dejado ir a Richard Núñez fue "la gota que derramó el vaso", después de no haberle permitido jugar como titular, so pretexto de que debía "adaptarse". El propio jugador le recordaba al entonces auxiliar técnico, Isaac Mizrahi, que cuánta más adaptación debía tener, si en su debut había marcado cuatro goles (hazaña que sólo habían conseguido algunos históricos del Cruz Azul, como Carlos Hermosillo y "Pato" Hernández). Incluso, se llegaron a mencionar las "jerarquías", "el sistema"... ¿qué se yo! el caso es que Súper Richard había demostrado su enorme valía desde el primer partido que jugó, e Isaac Mizrahi, ofuscado por su propio éxito, hizo a un lado el sentido común y prefirió dejar ir al jugador que le pudo haber significado el campeonato de liga en su torneo debut. Al respecto hay que recordar la falla en la ejecución del tiro penal por parte del colombiano John Javier Restrepo, que pudo haber colocado al equipo en semifinales; en comparación, Núñez nunca se mostró apocado, sino seguro de sí mismo y, según reveló posteriormente a la prensa, "Pedí cobrar; mi confianza era total".

El mote "Súper Richard" le fue dado, luego de que a su llegada al Cruz Azul le fuera obsequiada una playera del héroe de su niñez, Súperman; mote que, a su vez, recuerda al jugador extranjero más grande de todos los tiempos en la liga mexicana: José Miguel Marín Acotto, quien disputara cinco finales defendiendo los colores del Cruz Azul, ganando igual número de campeonatos de liga.

¡Venga, Richard, la afición celeste quiere de vuelta a un súper jugador como tú!

18 de mayo de 2006

Andy y John, esos alarmistas

Si hay algo que me moleste más que el correo basura y los atentados a la inteligencia es ver los dos al mismo tiempo. Regularmente recibo mensajes electrónicos de personitas muy amables con el tiempo suficiente para reenviarme algún mensaje cuyo contenido, sobra decirlo, es patético. El más reciente dice:

Hola por favor lee esto!! hey nosotros somos Andy y John los directores de MSN perdon por la interrupcion pero messenger se cerrara esto es porque muchas personas desconsideradas tienen varias cuentas diferentes nosotros solo tenemos 578 nombres libres. si quieres que cerremos tu cuenta no mandes este mensaje, pero si quieres conservarla entonces manda este mensaje a todos tus contactos.esto no es una broma mandalo, gracias. el uso de msn y hotmail tendra costo en el verano del 2006 este mensaje a 18 personas diferentes de tu lista tu icono se volvera azul lo que significa que sera gratis para ti. si no me crees ve a (www.msn.com) y velo por ti mismo no reenvies este mensaje copialo y pegalo en uno nuevo para que las personas puedan leerlo.

Como es evidente, sólo un puberto cuasi analfabeto pudo haber escrito semejante cantidad de estupideces. Sin embargo, más lamentable aún es que se le de crédito a tal ñoñez. Podría hacer un análisis más o menos sarcástico de cada oración del párrafo citado, pero ¿saben qué? me preocupa más saber porqué la gente no atiende a lo que lee. Ahí donde dice "si no me crees ve a (www.msn.com) y velo por ti mismo", parece decir "Sabemos que eres tan torpe, que no te vas a dedicar a indagar la veracidad de este mensaje".

Por hoy, estoy hasta la madre de cadenitas de email. Mañana será otro día. >_<

16 de mayo de 2006

Ciencia desde la NASA

Una de las ventajas de vagar por la red de redes de aquí para allá es que puedes encontrar cosas súper interesantes y mucho más importantes que los chismes y mentadas de madre que te hallas por doquier. Hace unos meses, hice un hallazgo de esta naturaleza, un sitio desde el cual se pueden leer noticias de divulgación científica elaboradas a partir de las investigaciones de la NASA; desde entonces, gracias a que me suscribí al servicio gratuito de entrega de noticias científicas, he recibido una buena cantidad de resúmenes, cuyas notas ampliadas siempre me han sorprendido por la inagotable capacidad del ingenio humano y por la información puntual acerca de asuntos de la siempre entretenida astronomía.

La más reciente nota, Respirando Rocas Lunares, es una muestra de lo anterior. Según el artículo, alrededor del 50% del suelo lunar está compuesto por oxígeno, razón por la cual, se piensa que podría ser una fuente de suministro de este gas vital para los astronautas en expediciones futuras. Como ven, hay alternativas más allá de las revistas mediocres que hoy abundan en los kioscos y que lo mismo informan acerca de ciencia, que de mitos urbanos como el "chupacabras".


Ciencia@NASA

13 de mayo de 2006

Deseleccionar

Deseleccionar

La traducción de algún software, en muchos casos, resulta en barbarismos ridículos, ya sea por su cacofonía o porque resulta muy difícil de comprender, fuera del contexto del programa en cuestión. Es el caso del comando Deseleccionar (Deselect) de Adobe Photoshop, que ha prevalecido en sus distintas versiones, teniendo la posibilidad de utilizar otro concepto más claro: "Anular selección". Sin embargo, el mismo verbo -deseleccionar- puede utilizarse, por extensión, para describir la reciente exclusión de tres de los jugadores de la selección mexicana de fútbol, para conformar la lista definitiva que irá al mundial de Alemania 2006.

Jugadores como Francisco "Kikín" Fonseca, se curan en salud y justifican la salida de sus compañeros, Joel Huiqui, Israel López y Jaime Lozano, diciendo que "Así lo decidió Ricardo (Lavolpe), en el momento que lo decidió sabíamos que iba a suceder este trago amargo". El problema es que, en el caso del Cruz Azul, la ausencia del otrora seleccionado nacional, Joel Huiqui, pesó muchísimo en la reciente eliminación, sufrida a causa de un verdugo conocido, los diablos rojos del Toluca.

Como el "hubiera" no existe, ya para qué pensamos en las alternativas que pudo haber tenido la Máquina Celeste, de haber contado con su deseleccionado. Lo mismo debe pensar ahora el técnico argentino "Tolo" Gallego, quien ha de estar mandando a la C.D.S.M a su compatriota, Ricardo Lavolpe, después de que lo privara del talento en la media cancha de Israel López, lo que, a la postre, le costaría la eliminación por parte del Real San Luis.

El único deseleccionado que "ni fu ni fa" es el "Jimmy" Lozano quien tuviera una temporada irregular con los tigres de la UANL y de quien se dice que, cuando el cuerpo técnico se dió cuenta que la lista de 26 jugadores de la-última-etapa-del-proceso era de 25, "el brody" Jorge Campos y Paco Ramírez dijeron: "nos falta uno, pongamos al 'Jimmy'", pero no hagan caso, son de esos chismes del deporte que sirven para sazonar la nota.

Después de la amarga noticia, se dice, los jugadores deseleccionados se lamentaron por la decisión del técnico nacional. Desde este espacio, me solidarizo con el zaguero celeste, Joel Huiqui, para que tenga un proyecto alternativo de mundial: La Huiquipedia. :-D

Notas relacionadas:

11 de mayo de 2006

Patricia Mercado: sentimientos encontrados

Hacer un comentario editorial supone conocer a fondo el tema a tratar; de otra forma, las imprecisiones saltan a la vista y el autor se muestra como un ignorante. Lo anterior es debido a que, recientemente, me hallé con dos editoriales que bien pueden ilustrar ambas posturas.

El primer artículo Patricia Mercado: palabra de mujer, cuyo autor es Jorge Camil, demuestra un entusiasmo que documenta oportunamente los aciertos de Patricia Mercado en el pasado debate presidencial (al que otros llamaron "debatito"), poniéndolos en contexto y relacionando la figura de la candidata con otras figuras mundiales, representantes de la izquierda democrática.

Por otro lado, Jesús R. Cedillo, del diario Vanguardia, denota una indignación que lo lleva a descalificar las propuestas de la señora Mercado en su columna "Contraesquina: Patricia Mercado". Lo lamentable del caso, es que el autor se permite asegurar que:

Mercado está inmersa en un discurso excluyente y sólo se dirige a un estrato manipulable e identificado en la sociedad porque, al parecer, ya son mayoría: es el estrato de los drogadictos, los homosexuales que ya son legión, las lesbianas, las familias disfuncionales y en fin, esos nichos de mercado electoral que redundan en una intolerancia al revés.

Si se desconoce el porqué Patricia Mercado ha venido reiterando en su discurso la reivindicación de los derechos de homosexuales y lesbianas, entre otras minorías desfavorecidas, es muy fácil incurrir en este tipo de opiniones infortunadas. Parece que el señor Cedillo no prestó la atención suficiente, cuando la candidata contextualizó estas y otras declaraciones, ya que, justamente, según la opinión de la propia Patricia Mercado, lo que le falta a este país para asegurarse un porvenir promisorio es erradicar la discriminación en todas sus formas. Baste con citar algunas de las palabras de Patricia para dejarlo en claro:

Yo quiero ser la presidenta de las mayorías, mayorías formadas por muchas diferencias, las mujeres, somos el 53 por ciento del padrón electoral y les he dicho que si tienen ustedes confianza en ustedes mismas, pueden llevarme a mí a la Presidencia de la República; 13 millones de jóvenes que van a votar por primera vez, su opción el dos de julio es: los candidatos de los partidos de siempre o construir una alternativa.

Quizá como el editorialista de Vanguardia, muchas buenas conciencias se molestaron al escuchar a esta mujer que no se autocensura para conseguir el voto fácil y convenenciero; pero habrá muchos más, contrarios a estos retrógradas, que sabrán distinguir la probada ética de Patricia Mercado, a quien hay que creerle cuando sus ejemplos son extraídos de la realidad palpable, y no de aquél cuento de hadas llamado Foxilandia, donde cualquier traza de ir contra los convencionalismos es tachado de inmoralidad.

4 de mayo de 2006

Pasumecha

El buen Mauricio me acaba de enrolar en una tarea que me causa espeluznos. Nada más y nada menos que responder a un chismógrafo. Como las preguntas no son nada comprometedoras, me armé de valor para responderlas ipso facto.

Cuatro trabajos que he tenido (de los múltiples trabajos que he tenido):

  1. Instructor de diseño web en la DGSCA - UNAM
  2. Coordinador Académico en una empresa de capacitación
  3. Responsable de Área Paraescolar en el Colegio de Bachilleres
  4. Pegador de Cajillas

Cuatro películas que puedo ver una y otra vez (¿será posible?, digamos que un par de veces, sí):

  1. Gladiator
  2. National Treasure
  3. Four Brothers
  4. Kill Bill

Cuatro lugares donde he vivido:

  1. Iztapalapa
  2. Cerca del Aeropuerto
  3. En la Col. Morelos
  4. En el Edomex, hacia Chalco

Cuatro programas de TV que me gusta ver:

  1. La dichosa palabra
  2. American Chopper
  3. 47 segundos
  4. Changing Rooms

Cuatro lugares donde he ido de vacaciones (aunque casi ni salgo):

  1. Puerto Ángel
  2. Acapulco
  3. Matamoros
  4. Oaxtepec

Cuatro de mis comidas favoritas:

  1. Los huevos motuleños de Sanborns
  2. El picadillo
  3. La arrachera
  4. Ensaladas

Cuatro sitios web que visito a diario:

  1. Los diarios: La Crónica, La Jornada, El Universal...
  2. Los sitios de deportes: ESPN, MedioTiempo, La-aficion...
  3. La blogósfera, aquí y allá
  4. Los canales de cine de los portales: Terra, esmas, yahoo!...

Cuatro lugares donde prefiriría estar ahora:

  1. Con mi chica, en una playa
  2. En una sala de cine
  3. Echando chela con los compas que hace mucho que no veo
  4. Rifándome un palomazo en un concierto de ópera rock

Cuatro trabajos que me gustaría tener:

  1. De gerente en una empresa privada
  2. Editorialista
  3. Fotógrafo documentalista
  4. Crítico de cine

Cuatro famosos que he conocido (mmta, retihartos):

  1. Cuando era morrito, vivía en una vecindad donde había un entrenador de box y llevaba a sus pupilos, entre ellos, el boxeador Gilberto Román
  2. Mi entrenador de fútbol en la prepa fue el ex jugador del América, Jorge Iniestra
  3. A Edgardo Fuentes, Pato Hernández, Luis Flores, Carlos Poblete... del Cruz Azul
  4. A la cantante Arianna, que viajaba en el mismo avión en clase turista 8)

Cuatro platos que detesto:

  1. El pipián
  2. Cualquier cosa grasienta, como las gorditas de tianguis
  3. El capeado
  4. El arroz frito

Cuatro electrodomésticos que tengo fuera de lo común (ninguno, todos son de lo más normalitos).

Cuatro posibles impresiones que doy:

  1. Simpático
  2. Culto
  3. Engreído
  4. Ñero

Cuatro copas favoritas:

  1. Un par de copas "B"
  2. Tequila, solo
  3. Chevecha
  4. Appleton

Cuatro olores favoritos (¿olores? OMFG):

  1. La brisa
  2. La yerba recién cortada
  3. La resina de los árboles
  4. Los frutos cítricos

2 de mayo de 2006

Misión Imposible

El día de ayer fuí con mi chica al Auditorio Nacional a la premier -y alfombra roja, según la invitación- de la película Misión Imposible III, con la presencia de Tom Cruise y de algunos otros personajes de la farándula. Quizá fue una mala planeación por parte de los organizadores (¿En México? Qué raro); quizá al famoso actor le encantó el baño de pueblo y le ganó la euforia... el caso es que a mi me importaba muy poco toda aquella parafernalia y lo único que quería era ver la peli para comentarla en un un blog de cine en el que participo (Frikomentarios). Sin embargo, el gozo se fue al pozo conforme pasaron los minutos y la exhibición de la cinta se postergó por más de una hora.

Al llegar, nos hallamos con muchas personas arremolinadas en torno a una valla de contención que enmarcaba la alfombra de marras. Más tarde, se agregó al numerito la presencia de dos muchachos muy vaciados -del cerebro-, Jordi Rosado y Javier Poza, quienes se esforzaron para improvisar y salir al quite mientras a la estrella de Hollywood se le hinchaban los célebres tanates para llegar. Con decirles que hasta al tal Jordi se le ocurrió decir: "Sabemos que mucha gente nunca ha venido a una alfombra roja; así que, a ver, pásale, amiga, para que veas lo que se siente pasar por ahí", con la consabida algarabía de los involuntarios paleros.

Después, nos fuimos a pasear por el recinto y había unos jueguitos de destreza, promovidos por edecanes que acaparaban la atención y la lente de los reporteros gráficos (a) fotógrafos que fueron a cubrir la fuente, lo malo es que este tipo de fotos son impublicables y, casi siempre, le dan prioridad a fotos de conjunto con la gente bonita abarrotando el local.

En los mentados jueguitos pasamos algún tiempo, participando y esperando a que el par de merolicos cesaran su vocinglería. Por cierto, el DJ que amenizaba el evento parecía tener la música por dentro, porque se sacudía como chinicuil, aún cuando estuviese mezclando el sampleo más monótono de la noche. Ganamos un par de pósters, aunque sospecho de un compló por parte de las edecanes porque, según mi última participación, me había ganado una gorra (hijas de xuchi). Como a eso del cuarto para las ocho, ya estábamos dentro del Auditorio y el Tom Cruise repartiendo sonrisas a diestra y siniestra. Respondiendo preguntas al vuelo, en lo que llamaron "rueda de prensa" (xinguada, me hubieran dicho y hasta celebrábamos el Día del Trabajo y la Batalla de Puebla).

Ya en la sala, la gente se desesperaba por el comienzo de la función. Los chiflidos, los tímidos grititos de "cácaro" y la interminable afluencia de selectos invitados dieron color a una noche plagada de improvisaciones, maquilladas de espontaneidad ("¡Oh, esperen, me acaban de confirmar que Tom Cruise estará una hora más firmando autógrafos!"). Los guardias de seguridad desquitaban el sueldo a destajo: "Amigo, apaga tu celular, por favor". Las niñas bien (acompañadas de sus novios bien, sus mamás bien, etc. bien) aprovechaban la ocasión para distinguir todo gesto, actitud o movimiento para tildarlo de "¡ay, qué naco!". Las parejas adultas se entretenían platicando de menesteres laborales y hogareños. Y otros, los que no teníamos tiempo para mayores trámites y dilaciones, esperábamos impacientes el comienzo de la función.

A eso de las nueve de la noche, un rumor creciente pedía que iniciara la proyección. Como en un encore (es decir, cuando la raza pide "otra, otra"), algunos aplaudían monorrítmicamente y otros, sacaban fuerzas de flaqueza para silbar sonoras mentadas de madre. Como la exhibición de la cinta no empezara, nos fuimos de ahí, aprovechando los pósters que habíamos conseguido, para guarecernos de la lluvia que cubría de arañazos luminosos el pavimento de la avenida Reforma.