14 de febrero de 2010

Grandes Netas del Diseño IV: Hacia el diseño definitivo

Aunque lo he escuchado muchas veces, no deja de sorprenderme el argumento que esgrimen muchos colegas diseñadores para justificar su falta de pericia para pasar del soporte análogo al soporte digital. Según esto, es muy difícil diseñar un sitio web cuando tu formación es como diseñador gráfico "tradicional" (por llamarle de alguna manera). Si bien el diseño web incluye muchas cuestiones técnicas que escapan al conocimiento del diseñador gráfico, hay muchas otras características en común: Elección de una paleta de colores, un sistema compositivo, tipografía, etc.

Por lo anterior, creo pertinente que parte del currículum del diseñador gráfico (o comunicador visual, si se quiere adoptar el término) incluya una materia que prepare a los futuros egresados en la adopción de las nuevas tecnologías. Que se entienda que no es cuestión del software, ni siquiera del soporte, sino de la adecuación de una metodología general, que, casi siempre, incluye un trabajo multidisciplinario en el que el diseñador participa no sólo en las cuestiones meramente estéticas, sino funcionales del producto final. La idea romántica del "diseñador todólogo" debe ser superada, porque no hay peor cosa que un profesional "aprendiz de todo y oficial de nada".

Por otro lado, considero que la noción de "diseño multimedia" ha sido rebasada en más de un sentido. Me atrevo a decir de manera coloquial que "es muy noventas". Por una cuestión estrictamente semántica, debería reemplazarse el término por "diseño hipermedia", mejor aún, "diseño de interacciones".

La manera en la que el diseño gráfico ha evolucionado de los medios impresos hacia la comunicación visual y, eventualmente multisensorial, invita a revisar la manera en como se concibe nuestra profesión. La praxis avanza al ritmo acelerado de las Tecnologías de Información y la academia debiera tenerlo en cuenta. Que la visión del diseño sea en prospectiva y que apunte al diseño definitivo: El del mensaje ubicuo y personalizado, en función del usuario.