9 de diciembre de 2004

El software de Google

Todo el software de Google está ahora disponible en una sola página de descargas, desde la cual se pueden descargar las aplicaciones:

  • Google Toolbar
  • Google Desktop Search
  • Picasa Photo Organizer
  • Google Deskbar
  • Gmail Notifier (BETA)

Una explicación detallada de las funcionalidades de cada aplicación se puede leer en esta página; además, existe la posibilidad de descargar los cinco programas a la vez, lo cual, sin duda, es una excelente noticia para los googlemaniacos.

5 de noviembre de 2004

Como ustedes pueden ver

Es de sobra conocida la fórmula empleada por los artistas callejeros para pedir dinero a cambio de su actuación: "Como ustedes pueden ver, no soy un gran artista, pero prefiero hacer esto a robarle su cartera, su monedero... ¡Por a'i, con lo que gusten cooperar!". Para quienes vivimos en la Ciudad de México, es una realidad con la que nos enfrentamos cotidianamente, al grado de que pocas veces reflexionamos sobre las implicaciones de esta frase. Precisamente hoy que la he vuelto a escuchar, mis cavilaciones me llevaron a extrapolar esta situación al terreno de mi actividad profesional: el ser diseñador web.

En la frase citada hay mucho que leer entre líneas; acaso la más inmediata sea que la mejor alternativa hallada por la persona es desarrollar una actividad de manera poco decorosa, antes que delinquir, pero que resulta cuestionable desde el punto de vista de la lógica formal, al constituir una falsa disyuntiva (o lo fastidio con una actuación mediocre, o lo asalto... uno se pregunta "¿Y no se puede NINGUNA de las dos?"). Otra cuestión es el hecho que revela esta circunstancia: que no se tiene ambición por mejorar la actuación; que no hay ninguna intención para favorecer al público.

Si ponemos las cosas en perspectiva y cambiamos el sujeto de la acción, nos podemos dar cuenta que un gran número de personas que se hacen llamar "diseñadores web" aplican el mismo criterio cuando, en una exhibición grotesca de cinismo, arguyen que "no han tenido tiempo para meterse bien al código, pero que el cliente ya les autorizó su sitio". Argumentos y excusas similares abundan para concluir que, con actitudes como esta, es explicable el hecho de que cada vez se devalúen más los desarrollos de sitios web, al pedir unos cuantos pesos por un producto que, en verdad, poco esfuerzo le ha tomado al seudo-colega desarrollar. Así, como ustedes pueden ver, siempre habrá improvisados apelando a la conmiseración para ganar el sustento, usted, ¿sabe reconocerlos?

P.S. Los lectores habrán de disculpar que no haya hipervínculos ni mayores argumentos, tan sólo quiero moverlos a la misma reflexión: ¿qué piensan de quienes suplantan la labor del profesional con las artes del charlatán? ¿lo justificarían a pesar de saberlo abyecto? A pensar en ello... ;-)

7 de octubre de 2004

Como lo vió en TV

La televisión, como medio de comunicación masiva, ha contribuido a la devaluación del término hacker. Esto viene a colación ya que, recientemente, en uno de los noticieros de TV Azteca, un personaje vinculado a la Asociación Mexicana de Internet (http://www.amipci.org.mx/) hizo declaraciones en torno a los hackers y su impacto -negativo- en México. La nota en cuestión tenía todos los tintes del amarillismo insultante de esta televisora, ya que escandalizaba al público, atribuyendo a los hackers la mayoría de delitos informáticos conocidos (intrusismo, pornografía infantil...). Lo que es preocupante, en más de un sentido, es que esta acepción peyorativa del término la utilicen las personas vinculadas a la industria de TI; ya que nos muestra la escasa cultura informática que tienen -una paradoja explicable- y la banalidad con la que se conducen al pontificar en temas que les son desconocidos.

Eric S. Raymond, reconocido gurú informático, deja las cosas en claro en su artículo "Cómo convertirse en hacker", donde dice textualmente:

Existe otro grupo de personas que se llaman a sí mismos hackers, pero que no lo son. Son personas (generalmente varones adolescentes) que se divierten irrumpiendo ilegalmente en ordenadores y haciendo "phreaking" en el sistema teléfonico. Los auténticos hackers tienen un nombre para esas personas: "crackers", y no quieren saber nada de ellos. Los auténticos hackers opinan que la mayoría de los crackers son perezosos, irresponsables y no muy brillantes, y fundamentan su crítica en que ser capaz de romper la seguridad no le hace a uno un hacker, de la misma manera que ser capaz de arrancar un coche con un puente en la llave no le convierte en ingeniero de automotores. Desafortunadamente, muchos periodistas y escritores utilizan erróneamente la palabra "hacker" para describir a los crackers; esto causa enorme irritación a los auténticos hackers.

Si bien dije antes que la televisión ha contribuido a devaluar la palabra hacker, también es cierto que los demás medios masivos de comunicación tienen su parte de culpa. Por ejemplo, la industria cinematográfica mexicana nos ha obsequiado con dos culebrones donde, de alguna manera, hay un hacker de por medio; me refiero a "Sin ton ni Sonia" y a "Nicotina" (de hecho, en la primera el "hacker" tiene un negocio de diseño de páginas web).

Ha pasado un tiempo desde la transmisión de aquel reportaje y la redacción de este artículo, pero es una preocupación acrecentada por la lectura de una carta del proveedor de hospedaje web del diario Crónica (Alejandro López Rumayor de Web Comunicaciones), donde explica cómo es que la versión en línea del mismo se vió suspendida temporalmente:

Esta práctica es claramente ilegal y ha sido -junto con los virus, spam, hackers, etc- una de las vulnerabilidades no erradicadas por completo de la red de redes.

No estoy a favor de las acciones ilegales, pero creo que un buen principio para combatirlas es llamarlas por su nombre y distinguir sus características puntualmente (¿acaso los hackers son una vulnerabilidad?). Hay muchas más cosas qué decir al respecto, pero lo que interesa en este momento es crear conciencia entre los demás; que no nos engañen metiendo en el mismo saco a los hackers, crackers, spammers y creadores de virus informáticos, cada actividad es claramente distinta como para decir que un hacker -una persona que resuelve problemas y cree en la libertad y ayuda mutua- tiene parangón en un mequetrefe que pretende enriquecerse enviando spam a nuestros casilleros de correo-e.

Enlaces relacionados:

1 de octubre de 2004

Combatiendo el spam

El 4 de septiembre pasado participé en el 2º. Ciclo de Conferencias en Torno al Diseño web, en la DGSCA de la UNAM; este es el documento base que utilicé para la charla.

Combatiendo el spam

Definición:Correo basura no solicitado, enviado a un gran número de personas para promover un producto o servicio. También se refiere a mensajes publicitarios o comerciales enviados a grupos de discusión, así como salas de conversación (chat rooms) sin consentimiento del moderador o anfitrión. En este documento, se hace referencia únicamente al spam en el sentido de correo comercial no solicitado.

Introducción:

También conocido como correo comercial no solicitado, el spam es una tentativa inapropiada de utilizar una lista de correos, o las facilidades de cualquier otro medio de comunicación en red, como si se tratase de un medio de transmisión convencional para enviar un mensaje repetitivo a un número considerable de personas que no han optado por recibirlo. Quien lo envía es llamado spammer. Es muy molesto y una falta grave a la netiqueta (netiquette). En promedio se reciben diariamente 29 mensajes de spam. Además de ser molesto para los usuarios del correo electrónico, el spam también se ha convertido en un problema económico para las empresas: En EEUU, Nucleus Research considera que hay una pérdida de productividad de 874 dólares por empleado al año, debido al tiempo ocupado en eliminar estos mensajes.

Tipos de spam:

  • Correo comercial no solicitado, publicidad abusiva: El remitente envía una oferta para promover su producto o servicio.
  • Esquemas del tipo hágase-millonario-rápidamente, salga-de-deudas, etc.: Mensajes que invitan a participar en esquemas o modelos de enriquecimiento basados en fraudes tales como pirámides, inversiones en empresas fantasma…
  • Porno spam: El correo no solicitado con contenido de sexo explícito, usualmente se trata de imágenes pornográficas, invitando a suscribirse a algún servicio, que eventualmente puede resultar en un fraude mayúsculo, al dar a conocer nuestros datos bancarios, o usando veladamente un marcador telefónico (dialer).
  • Relacionados con la salud y la imagen personal: Puede tratarse de “inocentes” mensajes para bajar de peso, hasta incrementar el tamaño de los atributos físicos. ;-)

Técnicas de los spammers.

Para conseguir direcciones de e-mail, los spammers utilizan arañas (un tipo de software, agentes que recorren la web) para colectar cadenas de texto que estén precedidas y sucedidas por el carácter de @ (arroba). También resultan útiles para los spammers todos aquellos mensajes de correo electrónico que llegan a sus casilleros y que incluyen una gran cantidad de direcciones, tanto en la cabecera de destinatarios, como en el cuerpo del mensaje. En cuanto al envío, usualmente el spam aparenta haber sido enviado desde un servidor, cuando en realidad es que ha sido enviado desde otro.

Legislación.

La implementación del spam como técnica de mercadotecnia está estrictamente prohibida, y en algunos países, como EEUU, se ha legislado para penalizar a los spammers. Por otro lado, España cuenta recientemente con la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información) la cual previene en uno de sus artículos que toda aquella publicidad enviada a los usuarios de correo electrónico, debe ser ostensible en el asunto (subject), añadiendo la leyenda Publicidad:.

Algunas técnicas para evitarlo:

  • Use software anti-spam.
  • Utilice una cuenta de webmail desechable para suscripciones e intercambio de comunicaciones no relevantes.
  • No abra mensajes de correo-e de remitentes desconocidos.
  • No responda a mensajes de correo comercial no solicitado, incluso cuando esta sea una forma de cancelar el envío.
  • Trabaje con sus colaboradores en un documento que describa las posibilidades del uso del correo electrónico en la empresa.
  • Cuando tenga que publicar su correo-e en algún servicio web utilice el formato usuario-at-dominio.aaa
  • Evite enviar mensajes en cadena y ponga atención en no dar a conocer las direcciones de correo-e de los demás.

Conclusiones

La característica común a todo tipo de spam es que los destinatarios no han optado por recibir notificaciones acerca de este tipo de “ofertas”. Aunque no hay soluciones infalibles, se pueden llevar a cabo las acciones señaladas y paliar esta actividad nociva.

Enlaces Relacionados:

28 de septiembre de 2004

2062, el año del Mundial.

Ahora, un pequeño cuento... espero sus comentarios ;-) 2062, el año del Mundial. A mi padre le gustaba el fútbol, fue uno de los pocos que aún conservaban recuerdos vivos de cómo se jugaba antes de la era moderna, más aún, fue uno de los precursores de ésta, cuando, trabajando en un laboratorio de súper cómputo, consiguieran él y sus colegas desarrollar el primer software específico para clonar virtualmente a una persona. Para bien o para mal, el brasileño Pelé fue el elegido para aquél experimento virtuoso: Si todo salía como se había planeado, la gente podría aprender la técnica de O Rei para saber porqué se había convertido en uno de los Tres Grandes (los otros dos eran Diego Maradona, argentino, y el más reciente crack mundial, Sakura, de origen japonés). Ninguno de los participantes imaginaba siquiera que, después de aquello, el fútbol jamás volvería a jugarse igual. Sin embargo, la réplica virtual de Edson Arantes Do Nascimento fracasó como nunca antes lo había hecho el Pelé real. Sus grandes dotes como jugador, parecían nulificarse con réplicas bastante prosaicas de jugadores mediocres, y nadie supo explicarse cómo un clon virtual –un émulo que debería haber sido tan exitoso como su inspirador- fuera tan pésimo en los resultados que de él se esperaban. De ahí que, entre otras cosas, paulatinamente cambiara el formato de competencia y el premio por ser campeón del mundo. Elegimos la cancha del Estadio Azteca para jugar aquél partido decisivo. Con su césped cortado perfectamente, su clima templado y agradable y sus tribunas repletas de aficionados, era el marco ideal para motivar a la selección que se había conformado para derrotar a los nórdicos, el rival a vencer desde que hubieran arrasado con los tres campeonatos pasados. Además, había repasado a detalle todas las estrategias y datos estadísticos del contrincante. Mas ellos no contaban con que el mismísimo Edson Arantes, volvería a formar parte del seleccionado de los países del sur, nadie lo hubiera imaginado después del rotundo fracaso y consecuente ignominia con la que este clon se retirara de las canchas. Fueron necesarios doce años, mismos que me empeciné en reivindicar a la creación –hoy casi obsoleta- de mi padre, para entender las causas de su fracaso. Los primeros quince minutos los dediqué a estudiar al adversario y a provocar que se confiara en atacar impíamente. Luego de este periodo, comencé a dejar que Pelé -o debería de decir, su clon- impusiera su estilo dentro de la cancha. Los más críticos decían que se trataba de una mejora de programación, otros, que se controlaba por medio de una red neural, y los más incisivos se preguntaban si no era una de esas impredecibles y caóticas fallas de la inteligencia artificial. En realidad, se trataba de una suma de las tres: habiendo leído, visto y escuchado los documentos digitalizados de las memorias de Pelé, me di cuenta que, cuando jugaba, aquel genio realizaba un prodigio de pensamiento, así que introduje un algoritmo en la programación del clon que suspendía temporalmente su inteligencia artificial, sustituyéndola por una conexión neural con mi persona. Cuando acabó el partido, yo estaba al borde de un colapso nervioso, mis asistentes me desconectaron y, conforme recuperé la conciencia, me fueron poniendo al tanto de los hechos de aquella memorable jornada: Habíamos ganado por un amplio marcador, consiguiendo que los nórdicos nos devolvieran la soberanía sobre la Amazonia. Cuando me preguntaron qué era lo que pensaba cuando el algoritmo me cedía el control sobre las acciones del clon virtual, les respondí que simplemente dejaba de pensar, e inmediatamente las acciones se sucedían hasta concluir en un bello gol. El marcador final, de doce a tres, supuso una revolución en la teoría de los clones virtuales: Hoy se especula la manera en la cual mejorar este no-pensamiento. Por mi parte, me he puesto a la altura de mi padre, a quien, por cierto, dedico todos los goles anotados por este redivivo Pelé.

14 de septiembre de 2004

Mexicanos al grito de... ¿qué?

Dice el primer verso del coro de nuestro Himno Nacional: "Mexicanos al grito de guerra"... Hasta ahí, todo bien, el orgullo patriótico y la vena marcial de los paisanos inflaman los pechos para seguir entonando: El acero aprestad y el bridón ¿Por qué, si íbamos tan bien, apenas en el segundo verso ya nos hicimos bolas? Pregúntele al de al lado "¿Y qué quiere decir eso, eh?" El diario El Universal Gráfico consigna una frase para la posteridad, producto de la sapiencia de una vendedora de banderitas: "Es una frase que se usa para brindar" Ejemplos como el anterior, los hay por montones. Recuerdo que en la preparatoria, la profesora de etimologías grecolatinas nos preguntó qué quería decir este verso -en particular la palabra bridón- y, cuando lo expliqué a la clase, la maestra se mostró complacida por la respuesta y porque -quizá- a esas alturas ya se había topado con respuestas tan insólitas como la de la mentada vendedora (por cierto, bridón es la forma poética para nombrar a un caballo... miren el último enlace para ver que no miento). El himno siempre ha sido motivo para exhibir a la gente en su estulticia, como el Coque Muñiz que olvidó la letra en un evento boxístico, o como el vociferante Hugo Sánchez quien dijo -al querer argumentar en contra del argentino Ricardo Lavolpe- que "la selección de fútbol es un símbolo patrio [sic], como el Himno o la Bandera". Y qué decir del nombre propio que sólo podía tener cuño en esta tierra: Masiosare, o el error que generación tras generación se repite, cuando los niños cantan: "Un soldado en cada hijo de Dios"... Por último, en el catálogo de ridiculeces, la declaración de la experta en feng-shui quien dijera, al evaluar la mega marcha contra la inseguridad más reciente (palabras más, palabras menos): "al cantar el himno, que habla de guerra y violencia, se rompió la buena vibra que se había generado con el uso de la ropa blanca y la marcha silenciosa". El Consejo de la Comunicación y el Gobierno de Vicente Fox han pedido a los mexicanos cantar el Himno Nacional, este 15 de septiembre, al mediodía donde quiera que uno se encuentre. Con gusto nos haríamos partícipes de este digno gesto de patriotismo si no supiéramos que el gobierno poco ha hecho para devolver a México los derechos sobre su propio Himno Nacional, y porque, a fin de cuentas, la mayor muestra de patriotismo consiste en hacer valer al paisano, donde quiera que uno se encuentre. Para saber más: - (¿Nuestro?) Himno Nacional, en Revista Proceso. http://www.proceso.com.mx/articulo_revista.html?arid=134785&seccion=10 - Debe México presionar a EU para que devuelva el Himno Nacional, en El Sol de México. http://www.elsoldemexico.com.mx/impreso/040913/nacional/2nacional.asp - Himno Nacional Mexicano, en MéxicoLindo.org http://www.mexicolindo.org.mx/hnm/hnm_main.htm

2 de septiembre de 2004

¿Corrupto yo?

Justo ayer iba de regreso a casa cuando vi que un chavito de secundaria arrojaba indolentemente una envoltura hacia el césped de una plaza. Quise pensar que no había sido él, sino que el viento la iba arrastrando; sin embargo, inmediatamente tuve oportunidad de comprobar que iba tirando basura, pues enseguida lanzó una segunda envoltura; así que apresuré el paso y, como iba acompañado de su mamá, le dije a la señora "¿me permite dirigirle unas palabras a su hijo?". La mujer asintió y le dije escuetamente al niño "no tires basura en la calle, porque se ve mal". El efecto provocado no podía ser menos halagador: La madre agradeció el consejo y se dirigió al chico para indicar algo que ya no alcancé a escuchar, pero que seguramente manifestaba su preocupación por la conducta del adolescente. Valga esta anécdota para recomendar un sitio web hallado por casualidad: Hágalo usted mismo, el cual no tiene nada que ver con el bricolaje en el sentido de reparaciones caseras, sino con el combate a la corrupción -por eso se llama así, porque es "Su caja de herramientas contra la corrupción"-. Por último, parafraseando lo expresado en el sitio: Tú puedes ayudarnos a difundir el kit “Hágalo Usted Mismo: Su Caja de Herramientas Contra la Corrupción”. http://www.hagaloustedmismo.gob.mx En verdad, visita el sitio y difúndelo; si quieres un país sin corrupción hay que promover la transparencia y los valores cívicos en todos los niveles. ¡Salud! ;-)

26 de agosto de 2004

¡Ese fué, mamá!

Lo reconozco, el título es una vacilada, pero el contenido no lo es: En este mensaje comentaré porqué elegí el tema del spam -correo comercial no solicitado- para la ponencia que presentaré en la UNAM. Como comentaba anteriormente, en diciembre del año pasado Alejandro Mercado, coordinador del diplomado en diseño web de la DGSCA, tuvo a bien programar un ciclo de conferencias "En torno al diseño web"; cuando se publicó el programa de las conferencias yo estaba impartiendo un curso en el Centro Coapa de la DGSCA, y me llamó la atención el cartel, porque en aquella época todavía estaba medio prendida la mecha del proyecto mwmexico y me parecía un foro adecuado para acercarme en primera instancia a Alex, como coordinador del diplomado y, en segunda instancia, a los líderes del entonces "proyecto rival" -El foro de webmasters México-. La cosa resultó un tanto extraña porque cuando me presenté con Alejandro, me espetó "Ah, tú eres el que se roba mis cursos", refiriéndose al hecho de que impartimos los cursos relacionados con diseño web y en ocasiones me tocaban a mí, en vez de a él. Como dicen por ahí, yo me lo tomé con soda- es decir, no hice mucho caso de su queja- y continué con mi presentación, donde le hablé del proyecto (mwmexico) que había planteado en los foros del web y de los avances que habíamos logrado hasta entonces. Creo que con eso lo convencí de que era de fiar, además de que le conté que precisamente unos días antes había ido a la ciudad de Izúcar de Matamoros en el estado de Puebla a impartir una conferencia llamada "La ontología del webmaster", donde hablé acerca del impacto social de la función del webmaster en México. Como dato curioso, esta charla tuve que repetirla en el citado ciclo de conferencias, debido al retraso del primer conferencista... Pero decía que mencionaría el porqué de mi elección del tema. Cuando Alex me preguntó con qué tema participaría esta vez, le sugerí el tema de los banners, a lo cual respondió, no muy convencido: "¿Banners?, mejor alguno de tus choros" (y es que me tiene en el concepto de una especie de filósofo de la web, título inmerecido). Entonces recordé que en una de las charlas de aquella ocasión, uno de los conferencistas, a pregunta expresa de uno de los asistentes, respondió que una de las maneras de hacer e-commerce en México era "comprando una base de datos y enviando mensajes de e-mail para promover tus productos"; tuve que intervenir, como miembro del público, para acotar que a eso se le llamaba spamming y que era -es- algo indebido (a lo que el conferencista de marras respondió con la misma fórmula: "sí, pero hay empresas que te venden bases de datos para que promociones [sic] tus productos"). En fin, considero que si bien todos tenemos presentes la noción de lo que puede ser spam, no todos somos concientes de que en nuestras manos está la solución -parcial por lo menos- al problema. Además, creo que el auditorio que asistirá necesita una orientación respecto a la responsabilidad social que implica ser webmaster, con una ética profesional más allá de las benditas fórmulas del mal llamado email marketing.

25 de agosto de 2004

Trabajo de parto

En diciembre del año pasado asistí al primer ciclo de conferencias "En torno al diseño web" en la DGSCA de la UNAM. Uno de los ponentes habló acerca de los blogs, la blogósfera y demás tópicos relativos a las bitácoras web. Aunque ya conocía el tema, reconozco que, a partir de ello, me decidí a crear este blog.

En fecha próxima -3 y 4 de septiembre- se repetirá aquella actividad en un segundo ciclo de conferencias, al cual he sido invitado a participar, y no quise desperdiciar la oportunidad de ordenar mis apuntes y mis ideas por medio de un weblog (además de que sirve al propósito de intercambiar ideas con mis lectores).

Apenas en este mes -agosto- escribo el primer mensaje, así que han pasado casi nueve meses desde que tomé la decisión de ser un blogger más. Esto me dió la idea de apartarme del cliché del primer mensaje de un blog: "probando, probando" o "Qué es un blog...". A casi nueve meses, nace el blog de Narxiso, el mito en Internet.

Nota: Si aún no conoces la revista electrónica Narxiso.com, puedes visitarla, dando clic aquí