14 de septiembre de 2004

Mexicanos al grito de... ¿qué?

Dice el primer verso del coro de nuestro Himno Nacional: "Mexicanos al grito de guerra"... Hasta ahí, todo bien, el orgullo patriótico y la vena marcial de los paisanos inflaman los pechos para seguir entonando: El acero aprestad y el bridón ¿Por qué, si íbamos tan bien, apenas en el segundo verso ya nos hicimos bolas? Pregúntele al de al lado "¿Y qué quiere decir eso, eh?" El diario El Universal Gráfico consigna una frase para la posteridad, producto de la sapiencia de una vendedora de banderitas: "Es una frase que se usa para brindar" Ejemplos como el anterior, los hay por montones. Recuerdo que en la preparatoria, la profesora de etimologías grecolatinas nos preguntó qué quería decir este verso -en particular la palabra bridón- y, cuando lo expliqué a la clase, la maestra se mostró complacida por la respuesta y porque -quizá- a esas alturas ya se había topado con respuestas tan insólitas como la de la mentada vendedora (por cierto, bridón es la forma poética para nombrar a un caballo... miren el último enlace para ver que no miento). El himno siempre ha sido motivo para exhibir a la gente en su estulticia, como el Coque Muñiz que olvidó la letra en un evento boxístico, o como el vociferante Hugo Sánchez quien dijo -al querer argumentar en contra del argentino Ricardo Lavolpe- que "la selección de fútbol es un símbolo patrio [sic], como el Himno o la Bandera". Y qué decir del nombre propio que sólo podía tener cuño en esta tierra: Masiosare, o el error que generación tras generación se repite, cuando los niños cantan: "Un soldado en cada hijo de Dios"... Por último, en el catálogo de ridiculeces, la declaración de la experta en feng-shui quien dijera, al evaluar la mega marcha contra la inseguridad más reciente (palabras más, palabras menos): "al cantar el himno, que habla de guerra y violencia, se rompió la buena vibra que se había generado con el uso de la ropa blanca y la marcha silenciosa". El Consejo de la Comunicación y el Gobierno de Vicente Fox han pedido a los mexicanos cantar el Himno Nacional, este 15 de septiembre, al mediodía donde quiera que uno se encuentre. Con gusto nos haríamos partícipes de este digno gesto de patriotismo si no supiéramos que el gobierno poco ha hecho para devolver a México los derechos sobre su propio Himno Nacional, y porque, a fin de cuentas, la mayor muestra de patriotismo consiste en hacer valer al paisano, donde quiera que uno se encuentre. Para saber más: - (¿Nuestro?) Himno Nacional, en Revista Proceso. http://www.proceso.com.mx/articulo_revista.html?arid=134785&seccion=10 - Debe México presionar a EU para que devuelva el Himno Nacional, en El Sol de México. http://www.elsoldemexico.com.mx/impreso/040913/nacional/2nacional.asp - Himno Nacional Mexicano, en MéxicoLindo.org http://www.mexicolindo.org.mx/hnm/hnm_main.htm

4 comentarios:

  1. Justo ayer; durante un partido de fut, cuando la tipa que cantó el himno hizo un ridículo garrafal al no saberlo, me acordé de lo que escribiste; reuní a mis sobrinos y les pedí que lo cantaran... no lo sabían bien; lo "aprendieron" escuchándolo del compañerito de al lado, que a su vez, quién sabe de quién lo aprendió; es una vergüenza, pero como en sus escuelas no se han tomado la molestia de enseñárselos, los voy a poner a leer tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sagi:
    Efectivamente, apenas en estos días me vengo enterando del esperpento que cometió la "cantante". Ojalá tengamos un par de lectores más en el blog gracias a tu recomendación. :)

    ResponderEliminar
  3. Aunque no comentaron nada, sé que sí lo leyeron.

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias a nuestra corresponsal en Guanatos :-)

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.