31 de marzo de 2008

Hugo se va, se va...

Como en el argot beisbolero, H-go se va, se va... ¡y se fue! Lo que era prácticamente un hecho, se confirmó esta tarde, por medio de un comunicado de la FEMEXFUT: Se dio por concluida la relación contractual con Hugo Sánchez.

A pesar del trago amargo, Hugol ha de estar contento con todos sus logros a la fecha, dentro de su proceso como director técnico de la escuadra nacional:

  1. Hacer que, después del fracaso de la Copa Oro, los genios de la mercadotecnia lanzaran la lacrimógena y patética campaña "Yo sí creo en la selección".
  2. Dejar en su lugar a un técnico interino -Jesús Ramírez- con talento reconocido para dirigir a un grupo de jugadores.
  3. Provocar que los dirigentes del balompié azteca se fijen -nuevamente- en un argentino (Carlos Bianchi) para ser el entrenador nacional.
  4. Desmentir sus propias palabras al llamar "mexicanos de papel" a los jugadores naturalizados y después convocar a un par de ellos en su último partido como DT del Tri.
  5. Embolsarse en poco más de un año, el 80% de lo percibido por Ricardo Lavolpe en cuatro años.
  6. Lograr lo que ningún otro técnico nacional había hecho: Unir a México, ésta vez al menos, en su contra.

24 de marzo de 2008

Guerra entre tribus urbanas

La guerra sucia desatada por los yunquetos en alianza con los chaketos, en contra de los semos, ha provocado diversas reacciones en la población. Mientras cada uno toma partido, los medios de comunicación, antes ajenos a esta problemática, hoy dan cuenta de las características de cada una de estas tribus urbanas. Por ejemplo:

Los semos
Grupo de extracción popular que se caracteriza por dejarse llevar por sus emociones y sentimientos, tales como instalar campamentos en las vialidades principales, instaurar micronaciones (vgr. el Principado del Zócalo y la República de Macuspana) o inflingirse daño, por medio de elecciones internas y bienintencionados fregadazos de "fuego amigo".
Yunquetos
Agrupación radical que predica la anarquía constitucional, famosa por la violencia (verbal y física) que emprenden sus seguidores contra cualquier disidente o crítico feroz del Estado de derecha. Según su propia doctrina, los semos son imitadores de los chaketos, por lo que es mejor eliminarlos para repartirse mejor el pastel bipartidista.
Chaketos
Grupo seminal de cualquier otra corriente ideológica, ya sea por adhesión o repulsa. Los chaketos se caracterizan por la práctica del onanismo mental y la nostalgia por el pasado. Sus miembros tienen garantizado el ingreso a cualquiera de las tribus urbanas (los semos, yunquetos o la minúscula banda del Pañal), ya que sus niveles de bajeza y pragmatismo siempre les permiten cambiar de bandera a conveniencia.

El autor de este blog, siempre atento a la vida nacional, trae esta fotografía que documenta el momento en el que un grupo de yunquetos, apoyados por un par de chaketos, se envalentona frente a la polecía. Agregue usted el pie de foto que crea más conveniente en los comentarios a esta entrada.

17 de marzo de 2008

Hugo, de la soberbia al cinismo

Todo mundo puede darse cuenta de la soberbia del entrenador de la selección mexicana de fútbol, Hugo Sánchez; así que se da por descontada esa actitud en un personaje tan egocéntrico. La novedad es el cinismo con el que ahora se maneja. En declaraciones a la prensa, comentó:

"No me gusta utilizar ese término de fracaso, pero es mejor decirlo porque me van a estar preguntando hasta que la diga. Estaba planeando asistir a los Juegos Olímpicos y el no ir es un fracaso. Lamentablemente el no tener esa oportunidad es una dificultad aparte".

En su relación con los medios, H-go siempre ha sido contrastante. Cuando se trata de sonreir a la cámara o recibir el clásico guayabazo, está dispuestísimo; no así cuando justifica sus garrafales errores y culpa a los medios de comunicación, tachándolos de traidores a la patria. Sin embargo, esta nueva faceta donde se pone reflexivo y lamenta el fracaso, se antoja más cinismo que sinceridad. "El macho" no es Enrique Meza, ni Javier Aguirre (¡joder!), así que no se le da mucho eso de la franqueza. Sus declaraciones recientes son para atajar la lluvia de críticas que se le viene, no para corregir, ya que, como él mismo dice, no renunciaría:

"Porque tengo contrato hasta el 2010 y ahí espero que sea mi examen final"

Siguiendo el símil propuesto, habría que decir que, si se tiene una serie de calificaciones reprobatorias, ni siquiera se puede acceder al examen final (los profesores universitarios le llamarían "sin derecho a examen"), y de ahí, derechito a los examenes extraordinarios. Al otrora Niño de Oro poco le importa el examen final, porque tiene otros medios para garantizar su pase automático al Real Madrid. Le basta un par de guiños a la afición, una que otra entrevista para algún medio de comunicación español y, ¿por qué no? donar sus trofeos al Madrid.