16 de marzo de 2006

¿Mensajes sms gratuitos?

Si alguien te ofrece un servicio de telefonía celular sin costo alguno, serías un subnormal si no lo aceptas; pero habrá que decir, en favor de esa subnormalidad, en la cual me incluyo, que, dependiendo de las condiciones para la prestación del servicio, aceptaría o no tenerlo. Y es que, cuando parecía haberse superado, una nueva ola de incautos se han dado a la tarea de promover el servicio de SMS.AC, el cual se basa en el engaño para conseguir direcciones de correo electrónico.

El correo web de Hotmail cuenta con un sistema bastante eficaz para eliminar el correo no deseado, el cual consiste en determinar que sólo se pueden recibir mensajes de la lista de contactos, por esta razón, muchos de los mensajes de sms.ac que en fechas recientes he recibido han ido a parar a la carpeta de correo electrónico no deseado. Sin embargo, de vez en cuando reviso esta carpeta en busca de falsos positivos (un mensaje es calificado erróneamente como "no deseado"), de esta forma, pude darme cuenta de que algunos remitentes conocidos me estaban enviando invitaciones a unirme a este servicio que promete "enviar mensajes sms gratuitamente".

Hasta aquí, la cosa pinta bastante bien, sólo hay que a) registrarse, b) elegir la compañía de telefonía celular que nos presta el servicio, para conocer si está disponible en nuestra localidad y, como último paso, c) Ingresar el nombre de usuario y la contraseña de nuestro correo basado en web (Yahoo! y Hotmail son los preferidos por sms.ac). El problema radica en que, después de proporcionar estos datos confidenciales y que sólo deberían ser solicitados en el ámbito de quien presta el servicio, todos nuestros contactos serán invitados a utilizar sms.ac y, según versiones que circulan por Internet, con cada vez mayor virulencia.

Bueno, bueno, no quisiera extenderme mucho y ser engorroso, pero quiero dejar en claro que, cada vez que sean invitados a utilizar un servicio basado en web que solicite datos privados que deban ser manejados por otro proveedor, desconfíen a ultranza, no vaya a ser que, ingenuamente, se embarquen en un servicio indeseable, que multiplique los cobros en alguna factura o los obligue a depender completamente de él, sin opción o alternativa.

Para saber más, pásense por Google, como yo lo hice para redactar esta nota. :)

2 comentarios:

  1. A mí no me interesa eliminar el correo no deseado..... es el único correo que me llega.

    ResponderEliminar
  2. jeje... yo una vez comenté en ñdw que agradecía el spam porque era la única forma en la que podía conocer los sitios web adultos. ñ_ñL

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.