15 de septiembre de 2007

Las tristes fiestas patrias

Cada que se acerca un período de festejos, en vez de entusiasmarme, me entra la preocupancia del chingo de cosas indeseables que van a pasar. Es tan grave mi desazón que, en una de esas, quizá llegue a constituirse en síndrome.

Este síndrome de no-me-eche-inglés ("no me chingues", en buen chingalés, nota del autor deste blog, como cortesía a los lerdos) se manifiesta cuando los medios de comunicación comienzan a desarrollar la campaña del festejo; con su sarta de patrañas y la consabida ñoñez; seguido de la abundancia de productos festivos (made in china, of course), para rematar en una fiesta huera y re tonta, a la que acabas aplicando lo que llamo, la explicación de la obscenidad caprino-superlativa: "puta, está cabrón".

Si fuera como Ricardo, diría "me chocan las fiestas patrias". Para no invadir motivaciones ajenas, me limito a exponer las razones y contagiarles con mi preocupancia:

  1. Los comercios se llenan de productos chatarra, provocando el consumismo.
  2. La gente participa de un rito que, año con año, se desgasta en su esencia, llámese Independencia, Revolución, Navidad... Creo que el único que seguirá inmaculado hasta que se agoten las cosechas de maíz transgénico, será el Día del Taco.
  3. Los piratitas aprovechan para hacer su agosto e inundan las calles y los transportes públicos con mercancías de dudosa procedencia, las cuales, lo mismo podrían vender los piratitas irlandeses e italianos que los mexican curious; ya ven que no fuimos tan originales con la elección de colores patrios.
  4. Los desechables de unicel y otros productos que afectan al ecosistema, se venden por miles.
  5. Después de hacer un repaso por nuestros orígenes musicales, desde José Alfredo y la Prieta Linda, pasando por Juan Gabriel, Lola Beltrán y Luis Miguel cantando rancheras, las fiestas acabarán con mezclas de Bob Marley, Don Omar, Los Bee Gees y The Doors... ¿no que muy patriotas?

Si hay alguien que lea a estas deshoras y espera a que salga el lehítimo a dar el Grito de Dolores en Oaxaca, o el constitucional al balcón de Palacio, le deseo tristes fiestas patrias.

4 comentarios:

  1. Viejo, de acuerdisimo con tu punto de vista, he estado checando tu blog, y esta interesante...te invito a mi blog, para que te entretengas y me des tu opinion!!!

    ResponderEliminar
  2. la direccion es: http://chicali-barnney.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ...Hola yo soy ese Dinosaurio que avita en tu mente y cuando me hago grande soy realmente sorprendente!!!...

    ¿Qué es avitar?

    0_o

    ¡Ah! Además de que se me hace una cosa muy naca, y como mi mamá dice que, para vergüenza de la familia, que por mis venas corre sangre española, no festejo el "Grito".

    ResponderEliminar
  4. avitar....Dicese conjunto de aves chiquitas en gran numero.."AVITAR"!!!

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.