10 de agosto de 2006

Grandes Netas del Diseño II

Para recuperar aquella línea chorística, me volcaré -y me revolcaré, faltaba más- en otra más de las Grandes Netas del Diseño: la onda de la cobrada (¡jíjeñor!). Comencemos esto a manera de anécdota. Hoy recibí en mi correo-e, un mensaje por demás curioso:

hOLA ANTONIO, UNA PREGUNTA, CUANTO PUEDO COBRAR POR HACERLE UN LOGO CORPORATIVO A UNA ASOCIACION

Bueno, ¿que por qué me parece curioso? Básteles saber que el asunto (subject) del mensaje decía "Sujerencia" (¡cáaamara, si hasta parece que te graduastes en Jarvard, mannto!). Es preciso desmenuzar el galimatías, no para entender el mensaje, sino para divertirnos un rato.

  1. ¿Será acaso que hay una nueva secta, de la cual no me he enterado, que prohíbe el uso de signos de interrogación?
  2. ¿Estaré atentando contra alguno de sus preceptos y/o doctrina al utilizarlos, incluso en esta pregunta?
  3. ¿Será una moda impuesta por un diseñador trendy, recién importado de ultramar? O, peor aún, ¿salido de Oceánica?

Ahora bien, ya que estamos en éstas, ¿qué no es diferente un corporativo a una asociación? De ser así, ¿cuál es la magnitud del proyecto? ¿Cuánta gente trabaja en el corporativo?¿Es una asociación mercantil, civil, de consumo...?

Y si me preguntas que cuánto puedes cobrar, yo respondo: "pues lo que se deje el cliente". Si reformulamos la pregunta por "¿cuánto debo cobrar?" ¡La cosa cambia! ("Cambia, varea y se diferencea", según los cánones del habla ñera). Se puede cobrar en función de diferentes factores:

  1. Si tienes o no reputación como diseñador
  2. Si tienes o no licencias de los programas informáticos que utilizas
  3. Incluso, si tienes mac o PC...
  4. Si pagas o no servicios (renta, electricidad, gas, agua...)
  5. Si eres persona física o persona moral
  6. Incluso ¡Si pagas o no impuestos al fisco!
  7. Si el diseño de logotipo será normalizado para diversas aplicaciones y soportes, en cuyo caso estaríamos hablando de un Manual de Identidad Corporativa
  8. Si tienes o no una metodología de diseño
  9. Si tienes o no ganas de hacerlo -el logo, pues-

La Neta es que este tema de la cobrada siempre tendrá sus bemoles. Cuando no es la inexperiencia del (la) diseñador(a), es la abundancia de clientes gandules, o de competidores desleales, o de sitios web que, en un día y a vuelta de correo, te "hacen" un logotipo... Por eso, lo mejor es que seas conciente de que:

  1. Nunca debes regalar tu trabajo, ni menospreciar el de tus colegas. Por más que optimices costos, no cobres por debajo de lo que tu sano juicio te dicta.
  2. Un profesional cobra por lo que sabe hacer, no por lo que llega a hacer. Tu conocimiento es el que te da plusvalía, y no estamos hablando precisamente que sepas cuánto es dos por dos.
  3. Tampoco exageres al cobrar, porque estarás provocando dos cosas: 1) Que el mercado de diseño parezca plagado de divas. 2) Que tu cliente prefiera que el diseño lo elabore algún pariente púber.
  4. Para cobrar cualquier servicio, debes considerar: 1) tus gastos fijos (los que debes erogar para mantener una oficina -o taller, o aquello en donde realices tu trabajo- en funcionamiento), 2) los gastos derivados de la producción y 3) tus gastos imponderables (si no, ¿de dónde coño sale tu seguro médico?).

Pues bien, eso es todo por hoy. Si quieren enterarse de otra Neta, tan verídica como ésta, denle clic al siguiente vínculo: Grandes Netas del Diseño I - La elección de carrera.

13 comentarios:

  1. Colaboración para tan educativijirillo post:

    Creo, panter, que el joven inquieto necesita conocer la cantidad de miembros con que cuenta la Asociación. Así multiplica la cuota de cada uno y les hace notar que si cada miembro pone X_pesos les sale baratísimo. Es lo bueno de diseñar para asociaciones... las personas naturales -o morales- unipersonales resultan tacañísimas.

    ResponderEliminar
  2. Creo que el chiste en cotizar y cobrar es hacer sentir al cliente en que está pagando lo justo por el servicio/procuto lo que recibe a cambio del pago. Como mencionas, si tienes talento, preparación y un buen portafolio un cliente no se sentirá timado por una tarifa alta, sino que dirá que 'vale la pena', especialmente a la hora de ver el trabajo final y la atención y servicio que recibe.

    Esa es, creo, la diferencia entre ser un profesional y no un chambitas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus comentarios, compadres. Seguro que serán tomados en cuenta por otros ávidos lectores. =D

    ResponderEliminar
  4. Hola Bro,
    No solo se debe considerar el trabajo realizado y cuanto tiempo, recursos y materia gris se utilizó en el mismo, cuando se cotiza un producto o servicio hay algo todavía mas importante:
    ¿CUANDO ME PAGAN?
    Dicho de otra manera, el tiempo de crédito y la forma de pago, no es lo mismo cobrar contra-entrega que a 30 días, como tampoco lo es cobrar en efectivo a cobrar con cheque (el cual solo puede depositarse en una cuenta bancaria cuando es nominativo)
    Saludos desde la impersonalidad del corporativismo ¿?

    ResponderEliminar
  5. muy cierto, carnal. eso me pasó hace poco con un cliente ñ_ñU

    ResponderEliminar
  6. guau cuanta prosa para un intento de pregunta.

    La verdad también importa mucho cuanto cobran en el mercado, si te subes mucho, aun cuando les realices un trabajo hollywodense de producciones inalcanzables, terminaran hiendo con el diseñador púber con un segundo de experiencia. Un logo en el mercado secular y hablando de compañías grandes agencia publicitaria, viene saliendo entre los 5,000 pesos a 25,000 pesos y eso porque hay que hacer el registro en Indautor, y si te lo rechazan hay que volver ha hacer los tramites, bueno ya que si el logo es para el changarro de la esquina con 2 colores y un diseño modesto sin estudio de mercado, ni competencia corporativa de diseño, con 5 monitos demostrando cual es el mejor, ni presentación preliminar con cafe incluido, edecanes por supuesto, proyección con una laptop , cañon de 800x600 px y un abogado para cerrar el contrato, puede salir en 1500 pesitos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6:59 p.m.

    oh bueno... nadie sugiere un precio base o un rango de precios $$...

    David

    ResponderEliminar
  8. Hola me puedo apropiar de algunos de los aspectos de tu artículo para el blog que estoy haciendo? ticografias.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Claro que sí, Juan Pablo, con gusto. Si pudieras citar la fuente (este blog), sería estupendo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Mejor aún, te agregué en los Enlaces de interés, si quieres puedes pasearte por el blog y tal vez hasta te sirve algo de lo que escribí. ticografias.blogspot.com

    Gracias!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, Juan Pablo. También te agregaré por aca. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. hola soy profesionista y tengo 3 años ejerciendo como diseñador, ya soy reconocido por alguns empresas muy grandes y lo que te puedo decir es que depende que emprersa sea y a q se va a dedicar, si es la paleteria de enfrente de tu casa cobrale un 500 pesos, un amigo o x persona que tenga un despacho de consultores o un rango mediano de 800 a 1200 y si es empresa grande cobrale dependiendo si va para marca nueva o interno de la empresa, interno 1300 a 2500 y si es para un lanzamiento de marca cobrale de 5000 en adelante y siempre recuerd cobra de mas para todas las personas, porque en mexico siempre se regatea y sino ya ganaste mas pero siempre aumentale al ultimo de un 15 a un 40 % para que cuando hagan que te bajes queden satisfechos y tu tambien

    ResponderEliminar
  13. Hola yo soy de la frontera y aqui se acostubra a cobrar en dolares si se esta hablando de un diseno muy basico de logotipo unos 350 dlls si es un diseno que requiere mayor tiempo asi como tambien aplicaciones el costo seria de 500 dlls en adelante.
    aqui la desventaja es que las imprentas son las que queman el mercado y por adquirir algun trabajo son capases de regalar el diseno es por eso que la gente no le da el valor economico que tiene.

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.