16 de octubre de 2008

Fuego en la Galaxia

Hace mucho tiempo, en un lugar muy muy lejano, el cártel de Los Reyes, conformado por tres gandallas con transtornos del lenguaje, buscaba vengar la muerte de su amasia, una teibolera galáctica conocida como "La carnala", en honor al tipo de placer otorgado por la meretriz. En tanto, en el planeta San Agustín, tres hermanas viven tranquilamente, sin sospechar que el destino les tiene deparada una sorpresa en el futuro cercano.

La historia comienza con la muerte violenta de "La carnala" a manos de un grupo ambicioso de San Agustín, que codicia la fortuna de Los Reyes y su habilidad para cuatrapearse. A partir de esto, Los Reyes juran vengar la muerte de "La carnala" y arrimarle el camarón a la primera fémina que conozcan, nomás para que el morbo de la peli no decaiga.

Para conseguir su objetivo, Los Reyes deciden fundar el Sindicato Intergaláctico de Trabajadores de la Hierba (SITH), sin saber que la denominación de origen la tiene una secta narcosatánica, por lo cual, optan por las siglas YEDI (Yerba Es Distribuida Intergalácticamente), más acorde con sus estructuras gramaticales. O, creo eso, al menos.

A puros gritos y sombrerazos, Los Reyes sientan sus reales en el planeta San Agustín, donde habitan las tres cándidas hermanas y su madre desalmada. A poco tiempo, las tres caen redonditas ante los influjos del choro mareador de Los Reyes y se enamoran de ellos. Sin embargo, los planes de éstos se ven frustrados cuando ellos mismos se enamoran y su grupo de YEDI se empieza a ver saturado de frikis que, fanatizados, empiezan a elaborar leyendas urbanas de ellos como "son capaces de quedar sin memoria por tiempo indefinido y conquistar mujeres hermosas entretanto" o "poseen una gama extensa de gestos para que sus rivales se pongan ñañarosos".

Las batallas se suceden una tras otra. Los líos de amores se enredan cada vez más, al punto de que Los Reyes casi protagonizan una secuela intergaláctica de Brokeback Mountain. Una de Las hermanas sale embarazada y no sabe de quién es el niño. La madre desalmada conspira para que los YEDI sucumban ante los abogados de los SITH y les otorguen licencia de operación para distribuir la hierba entre los Ewok y los aficionados de los pumas. La intempestiva como absurda participación de Susana Babich incrementa la cuota de erotismo y el padre Tadeo pasa con su charolita de las limosnas a mitad de la película, llevando al límite el concepto de interactividad.

El final de la película guarda más de una sorpresa ¿De quién es el niño por nacer? ¿Será verde, peludo o patizambo? ¿Se consumará la venganza de Los Reyes o la muerte de "La carnala" ha sido el peor argumento para comenzar una guerra intergaláctica? ¿Las hermanas demandarán a NeoSkin por haberles depilado sólo una pierna? Estas y otras interrogantes serán desveladas. Fuego en la galaxia, ¡no te la puedes perder!

3 comentarios:

  1. jajajajjajaja, deberías encargarte de darnos las noticias tan ameno como ésto. ¿Y el avionazo apá?

    ResponderEliminar
  2. Pues está muy creativo Toño; excepto eso de los aficionados a los pumas, por qué no al Cruz Azul?

    Saludos.

    DV

    ResponderEliminar
  3. Respuesta a Danybook: Porque uno de los cánticos de la porra de los pumas lo reconoce: "Tomando mucha cerveza, fumando mariguana..." ;)

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.