8 de octubre de 2008

El monstruo verde los asustó

Tan lamentables como acertadas resultaron las declaraciones de Miguel Sabah, después de perder contra el América, que ahora ya tenemos el diagnóstico de cualquier partido donde el Cruz Azul deje de hacer lo suyo en la cancha y no sumar de a tres: "se asustaron". En esta ocasión, el equipo Marathon de Honduras, le sacó el empate al equipo de La Noria, justo en la recta final del partido, lo que provocó que la escuadra celeste saliera abucheada de su propio estadio.

La dificultad de jugar dos torneos simultáneamente

Desde el inicio de la temporada, la directiva, cuerpo técnico y jugadores sabían que la agenda de La Máquina sería apretada. Esto sin contar con las lesiones, convocatorias a selecciones nacionales, suspensiones y bajas de juego. Desde luego, algunas de estas situaciones son imponderables, pero el plantel se veía muy completo y competitivo, mucho más que los otros equipos llamados "grandes". Sin embargo, los refuerzos no se han destacado, las incorporaciones de jugadores juveniles no logran conseguir los resultados favorables, y los jugadores más regulares no se han entregado en la cancha, al contrario, cada vez son más comunes las faltas de concentración y de juego de conjunto.

¿A qué juega "El Maestro"?

Pregúntele a cualquier aficionado del fútbol a qué juega el equipo de Benjamín Galindo y hallará múltiples respuestas. A ciencia cierta, nada se sabe del estilo de juego de Don Benja, salvo que ha venido mostrando carencias al no concretar las jugadas de gol y dejar que el contrario anote gracias a errores graves de la defensa. El timonel celeste debe ensayar con un par de jugadores el remate de cabeza en los tiros de esquina, además de algunas otras variantes de táctica fija; asimismo, debe poner énfasis en un sistema defensivo para que los jugadores no se vean en desventaja con los contrarremates del rival. Hay que tomar medidas drásticas con los jugadores que cometan errores y no dejarlos siquiera estar en la banca, para que reconozcan la grandeza de la institución y no premiarlos, como a Miguel Sabah, dándole el gafete de "capitán".

Falta liderazgo en el vestidor y en la cancha

Se le nota a Galindo cuando las cosas no le salen. Su nerviosismo deja mucho que desear cuando da gritos y manotea para que sus jugadores le hagan caso. Tiene que demostrar más ecuanimidad y mano firme para saber conducir la nave azul; además, tiene que delegar en un par de jugadores la responsabilidad de elevar la moral del equipo cuando la situación lo amerite.

El portero Alfonso Blanco ha demostrado más oficio que el titular, Yosgart Gutiérrez, así que debe dejar en la cancha a quienes tengan mejores condiciones, sin importar las jerarquías o compromisos pactados. Cuando no juegue Joaquín Beltrán, el portero en turno tiene que convertirse en el líder de la defensa y Yosgart, al parecer, no tiene los tamaños para imponerse a sus compañeros. En la delantera, el equipo debe contratar para la próxima temporada a un centro delantero que haga época en la institución azul, como Carlos Hermosillo o Sebastián Abreu y dejar ir a los temerosos que no saben dónde están parados.

En sus propias palabras

"Cuando un equipo sale sin determinación a la cancha, cualquier equipo te pasa por encima" Alejandro Vela.

"No supimos aguantar, tener el manejo del partido" Benjamín Galindo.

Enlaces relacionados

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.