13 de octubre de 2008

Cruz Azul lo hace de nuevo

El domingo pasado la historia se repitió y el Cruz Azul se impuso a los Pumas de la UNAM, para propinarles una derrota a domicilio por marcador de 2-0. Sin embargo, las notas periodísticas coinciden en que el manejo de partido lo tuvo el equipo felino, aunque al final La Máquina aprovechó un par de pinceladas de buen fútbol para sentenciar el encuentro.

Tal como se esperaba, Benjamín Galindo hizo algunas modificaciones a su planteamiento táctico, obligado no sólo por la urgencia de una victoria, sino por la ausencia de tres jugadores de su cuadro base: Bonet, Riveros y Torrado. Un detalle que no pasó desapercibido fue que el delantero Miguel Sabah, ni siquiera salió a la banca. A pesar de estos cambios, las cosas no le salieron al Maestro durante el primer tiempo. Las opciones de gol se desperdiciaron con tiros desde fuera del área, muy desviados de la portería rival.

En el tiempo complementario, la afición parecía haberse resignado a presenciar un empate insípido, del cual se vería favorecido el equipo más odiado por celestes y pumas, el América. Sin embargo, vinieron los cambios y con ellos, el triunfo de Cruz Azul para ubicarse como líder del grupo 2, también llamado "el grupo de la muerte", mejorando sus posibilidades de clasificar a la liguilla.

Respecto al par de anotaciones conseguidas por La Máquina, hay que destacar que son una muestra de lo que debería estar proponiendo Don Benjamín, a partir de su planteamiento táctico, dejar que Villaluz se ubique por detrás de los delanteros para proveer de balones en el área, en la posición de "pasador", más que el infame papel de "fajador" que le hemos visto durante varias jornadas, peleando la pelota, pero colaborando escasamente en la producción de jugadas ofensivas. En cuanto al segundo gol, resulta obvia la necesidad de alinear al canterano Javier Orozco, un centro delantero nato, que cuenta con la ventaja de la motivación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.