28 de diciembre de 2006

¡Ey, Billy!

Si algo desconcierta más a los aficionados a un equipo de fútbol es la carencia de resultados favorables, aún cuando se cuente con una plantilla de jugadores de renombre y, sobra decirlo, bastante cara. Previo al torneo Interliga (un invento más para llenarse los bolsillos de dólares, por parte de la gente de pantalón largo) los equipos vienen desembolsando importantes sumas de dinero para hacerse de los servicios de lo que pomposamente llaman "refuerzos" (¿Cámpora y Danilo deveras fueron refuerzos?). En este contexto, sorprende que el Cruz Azul no aprenda de los propios errores, incluso, de sus rivales deportivos como las Águilas del América; ya que, como han de recordar los lectores, la más reciente derrota sufrida por el conjunto cementero a manos de las Chivas del Guadalajara, fue por no contar con una defensa solvente y efectiva. El famoso tridente del Rebaño (formado por Omar Bravo, Adolfo Bautista y Alberto Medina) hizo lo suyo para marcar la diferencia a favor de las Chivas Rayadas además de que se vieron favorecidos por los errores e incompetencias del cuadro bajo celeste. Por esta situación, sorprende el hecho de que hoy se festeje con bombo y platillo la llegada de Jared Borgetti al cuadro de La Noria, simple y sencillamente porque la posición de centro delantero ya la tenían cubierta con el subcampeón de goleo Miguel Sabah (y que conste que fue el delantero mexicano más productivo, aún con una lesión y una baja de juego hacia el final del torneo pasado); por no mencionar al canterano Luis "Chuleta" Orozco, quien respondió satisfactoriamente a la convocatoria del técnico cementero. Lo peor es que, a pesar de haber hecho esta inversión millonaria, se espera la contratación de otro delantero, para mayor referencia, el paraguayo Oscar Cardozo, goleador del Newell’s Old Boys de Argentina. Quizá Isaac Mizrahi haya tenido "línea" de Guillermo Alvarez para no mencionar los nombres de los posibles refuerzos, para que no se les "caiga" la contratación o para evitar a toda costa las especulaciones de los promotores. El caso es que no se ve claro cómo se cubrirán las carencias de la defensa de La Máquina, si el único que se ha integrado es el defensa chileno Roberto Cáceres, procedente del Cruz Azul Hidalgo. Ojalá y me fallen los cálculos para que le vaya bien a los celestes; pero atiborrar la delantera no es garantía de éxito (que le pregunten al América cómo le fue); a menos que Isaac esté pensando en ofrecerle a "Billy" una versión del tridente que el "Chepo" de la Torre confeccionó al gusto de Vergara. A propósito, cerremos este "post" con aquel estribillo de Molotov: "Me vale Vergara el Guadalajara..." ¡Salud!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.