17 de abril de 2006

La maldicion del Niño

Así como los Medias Rojas de Boston sufrieron la maldición del Bambino ("Babe" Ruth), el Cruz Azul actualmente padece la maldición del Niño (mote de Paco Palencia). Llámenle como quieran, pero no poder ganarle al América, bajo ninguna circunstancia, provoca supercherías de todo tipo; en este caso, que el futbolista amante del heavy metal dejó un legado nada grato al equipo que lo vió nacer futbolísticamente. Nada más y nada menos, no poder vencer a su mayor enemigo deportivo -las Águilas del América-, por algo al encuentro le llaman el Clásico Joven ¿cierto?.

Para los escépticos, he aquí algunos elementos para convalidar la creencia de que existe la maldición del Niño:

  • "Babe" Ruth fue "vendido" a los Yankees de Nueva York, a pesar de que los Medias Rojas conquistaron, durante la estancia del Bambino, tres Series Mundiales. Paco Palencia salió del Cruz Azul, rumbo a las Chivas del Guadalajara (considerado otro de los rivales de mayor jerarquía del conjunto celeste) después de haber pasado por la más grande crisis en la que se haya visto envuelta el equipo (llamada Mario y apellidada Carrillo) y que el buen Enrique Meza no pudo corregir. Hay que decir que, durante los años de Palencia en el Cruz Azul, el equipo consiguió triunfos deportivos importantes como el último de sus campeonatos de liga y el subcampeonato de la Libertadores.
  • Después de la salida de "Babe" Ruth, los Medias Rojas no ganaron una Serie Mundial sino hasta 86 años después (¡Sí, apenas el año pasado!), esperemos que en el caso del Cruz Azul, pronto se revierta la maldición del Niño.
  • Como en el caso de la maldición del Bambino, los aficionados celestes prefieren no hablar de la maldición del Niño (Entre los aficionados a los Medias Rojas, cuando alguien llegaba a mencionar la maldición, lo reprendían rápidamente: "Shh..., de eso no se habla").

Enlaces relacionados:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.