2 de noviembre de 2005

Spamlo

No se si el tan traído y llevado Proyecto Alternativo de Nación de Andrés Manuel López Obrador incluya alguna noción a favor o en contra del correo comercial no solicitado, pero, al menos su responsable del Comité de Financiamiento de las Redes Ciudadanas, Federico Arreola, ya hizo de las suyas, enviando a quién sabe cuánta gente un mensaje anodino, pidiendo que donen sesenta pesos a la campaña de AMLO, vía una llamada telefónica.

Como es sabido, pocas cosas ocurren sin que en la blogósfera se asiente algún comentario. Esta vez no es la excepción y en la bitácora de ALT1040, el señor Eduardo Arcos ha levantado la voz para denunciar este dislate. No obstante, a despecho de la reputadísima opinión de nuestro colega (lo de reputadísima nada tiene que ver con el enojo que le hubo provocado el mensaje), algunos personajes dignos de parodia, abogan a favor del spam, argumentando que "es un mal necesario" o que "el fin justifica los medios". Al respecto, me permitiré hacer un brevísimo comentario gráfico.

pejeHistoria

No voy a añadir nada más; siguiendo los enlaces pueden formarse un mejor criterio acerca de esta situación. Tan sólo agrego, que, como miembro adherente del TUCS, es mi deber reportar las acciones de spam, sea quien sea el causante. Por otro lado, el siguiente montaje bien pudiera ilustrar el destino de la campaña emprendida por Arreola, la papelera de mensajes no deseados.

Bote Aqui

Para saber más:

Publicado como una colaboración para el Blog de Webmasters México

7 comentarios:

  1. ¿¿Sesenta?? Debería pedir veintijinco pejos ¿Verdad?

    ResponderEliminar
  2. así es, querida, pero en este caso son "jejenta del águila" porque es un candidato pobre u_uL

    ResponderEliminar
  3. Aunque no me fascina hablar de política (o de religión), concuerdo contigo en que si los políticos (públicos o tapados) van a utilizar herramientas basadas en Web deberían por lo menos tomarse unos minutos para averiguar cómo funcionan las reglas básicas de Nettiqueta y correo electrónico.

    Finalmente, hay que tener mucho cuidado con estas cosas, ya que se prestan mucho para una estafa o cosas peores. La mejor manera de apoyar a un candidato es votando por él, y punto.

    ResponderEliminar
  4. ¡bien dicho, fate! y como vamos a ejercer nuestro derecho a votar en blanco, ya se verá a quién queremos favorecer. :)

    ResponderEliminar
  5. Pero sí hay que ir a votar, que no salga favorecido el abstencionismo; por éso los políticos son como son, el día que todos votemos se la pensarán para hacer sus pende*****, porque ahora sí tendrían mucho que perder.

    ResponderEliminar
  6. Ah, bueno Sagi, es diferente no ir a votar que cancelar el voto. Esto último se consigue tachando completamente la boleta electoral o anotando el nombre de otro candidato no anunciado en la parte de abajo de la boleta, y es ejercer el libre derecho de voto pero sin regalarlo.

    La peor opción nunca debe ser la única opción, ¿cierto?

    ResponderEliminar
  7. Eh...por éso digo que SÍ hay que ir a votar, aunque los candidatos valgan una pura... y dos con sal; también puedes dejar tu boleta en blanco y cuenta como voto nulo. Por la gente que votaba por Cantinflas... ¿Sabías que podía obtener registro como candidato porque en más de una elección superó el 2% de la votación?

    Y sí; lo que dices de que la peor opción nunca debe ser la única opción, nunca debiera ser... pero a veces pasa.








    Pssst pssst... no es candidato no anunciado, es candidato no registrado ñ_ñ

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.