26 de noviembre de 2005

Solución Animal

El presidente Fox tiene un loro un tanto indiscreto y, recientemente, ha aprendido una de las imprecaciones que lanzara el mandatario mexicano contra su par venezolano. Apanicado, Fox llamó a su secretario de gobernación, para solucionar este problema, para evitar que, en la visita de algún diplomático, se le escuchara decir al periquito "Que se muera Chávez".

Con su habitual parsimonia, el secretario Abascal le dice a Fox:

- Hombre, no hay de qué preocuparse, en casa tenemos un cotorrito que es muy religioso; lo llevaré a ver si al tuyo se le pega algo, Chente.

Andando el tiempo, van los dos funcionarios a verificar el resultado de su experimento y escuchan al loro de Fox decir: "Que se muera Chávez", y a continuación, el perico de Abascal, "Te rogamos, Señor".

1 comentario:

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.