19 de mayo de 2007

El caso Carmona, la cereza negra del pastel

A la directiva del Cruz Azul no le bastaron los descalabros de una década para enderezar el rumbo en busca de la novena estrella en su escudo. Vaya, ni las mentadas de madre que los aficionados celestes que colmaron el Estadio Azul el jueves pasado parecen haber hecho mella en su ánimo. Lo único que ha podido dar la sacudida necesaria para que los hermanos Guillermo y Alfredo Álvarez, acompañados por Víctor Garcés en la cúpula cementera, es la escandalosa suspensión de por vida que le han propinado a Salvador Carmona. Se perciben vientos de cambio, pero diez años de tropiezos y una pésima administración hacen dudar de que se consiga un campeonato.

Cruz Azul ha quedado eliminado en la mesa, luego de que el Consejo Nacional de la Federación Mexicana de Fútbol lo haya suspendido un partido por haber alineado indebidamente a Salvador Carmona. Los Tuzos del Pachuca son finalistas nuevamente; su pase estaba casi definido desde el partido de ida. La hazaña azul de marcarles tres goles sin recibir ninguno se veía lejana. Andrés Fassi, Director Deportivo del Pachuca, declaró en su momento que querían ganar en la cancha y no en la mesa. Billy Álvarez mostró sus cartas, convencido de que la alineación de Carmona era justificada... ¿Para qué darle tantas vueltas al asunto? La negligencia de la directiva cruzazulina ha sido puesta nuevamente en evidencia y no hay excusa para un error tan grave.

El pastel está servido, sus ingredientes principales son la incompetencia de los dirigentes y la inmadurez del entrenador, por si faltaba algo, queda ahí la cereza negra del pastel: Un jugador suspendido de por vida. Y los invitados -la afición celeste- ya buscan a quien arrojarle su pedazo de este pastel hediondo.

6 comentarios:

  1. Hola mi estimado Narxiso, no me gusta el futbol soccer y no lo sigo porque simplemente no me llama la atención, sin embargo lamento mucho que este tipo de situaciones se den en cualquier deporte, amateur o profesional, más aún cuando el equipo se encontraba en semifinales, lo lamento por el equipo, por los otros jugadores, por los malos directivos, por el equipo que gana sin jugar pero principalmente por los aficionados que como tú siguen, disfrutan y sufren lo que a su equipo les suceda.

    Lamentable, muy lamentable...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Román, por los comentarios. En efecto, no hay otro calificativo para esta situación más que lamentable... ¡Salud!

    ResponderEliminar
  3. Hola Bro,
    Agradezco que escribas de futbol, aunque la mayoría de los lectores de tu blog no sean aficionados a este deporte.
    Que te puedo decir?
    Sólo que me entristece la manera en que algunos "directivos" hacen lo que quieren con "su equipo", sin importarle la imagen de su institución.
    Como aficionado de "sangre azul", me avergüenza lo hecho por mi equipo, más allá de la eliminación, queda la marca de las causas, lo cual indudalemente repercutirá en el apoyo de la afición para la próxima temporada.
    Si bien ésta se mantuvo unida en el caso Romano, creo que ahora nos tocará ver la otra cara de la moneda, de la cual no estabamos muy lejos, basta recordar la afluencia a los últimos partidos (incluídos los de la liguilla).
    Basta de rollos, por lo pronto a esperar la próxima temporada y que gane el Pachuca :)

    ResponderEliminar
  4. que hay panter!!

    chales con la directiva y carmona, la afición azul no se merece eso.

    Yo por eso cambié la herencia azul de mis genes por los tuzos hace algunos ayeres y las glorias han llegado constantemente.

    Apoyemos con todo a los tuzos este viernes en el azteca!!!

    ResponderEliminar
  5. No manches, ¿eso quiere decir que sabías que la directiva la iba a regar por una década completa y no avisaste? u_u

    ResponderEliminar
  6. jejeje, eso es panter, pero no queria avisarles pa que no perdieran la emocion del fraude...

    Vamos Tuzos!!

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.