1 de julio de 2005

La oveja negra de los sellos postales

Ahora resulta que hasta lo que no comen les hace daño. Si bien el presidente Fox la regó gacho al declarar que los mexicanos inmigrantes en EEUU realizan trabajos "que ni siquiera los negros quieren", quienes ahora están regando el tepache son los funcionarios y activistas estadounidenses, quienes, en uno de sus tantos excesos de corrección política, han solicitado al gobierno mexicano que cancele la distribución de estampillas postales conmemorativas de la caricatura mexicana con el popular personaje del negrito Memín Pingüín, por ser consideradas racistas. Para no quedarse atrás, la embajada de México en Washington mencionó que la caricatura del célebre Speedy González nunca se ha considerado ofensiva ni una expresión racial.

Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca, señaló que "los estereotipos raciales son ofensivos, sin importar su origen. El gobierno de México debe tomar esto en cuenta"; por su parte, el activista de los derechos civiles Jesse Jackson afirmó que "una cultura se expresa a través del arte. Y este arte es una afrenta no sólo para los negros en Estados Unidos, sino para los negros en México y los de todo el mundo". Cuánta razón hay en el primer aserto y cuán ilustrativa la personalidad del autor del segundo, pues no hay estereotipo racial tan elocuente como llamarse Jesse Jackson y afrentarse por un cómic que le es desconocido.

Los que deben estar felices de que este debate prospere, son los abusados que empezaron a vender la colección de estampillas en Ebay y, a unas horas de su publicación, alcanzara un precio de subasta cincuenta veces mayor al precio de emisión.

Como si no hubiera problemas de mayor urgencia, en este loco mundo hay cabida para las declaraciones más disparatadas. Ya sólo falta que, en algún momento, la Comunidad Europea se afrente por la caricatura de Stripperella, donde una bailarina exótica, inspirada en Pamela Anderson, representa a la perfección el cliché de rubia tonta con fantasías sadomasoquistas. De momento, será muy curioso oir al presidente Fox decir que en México se emiten sellos postales "que ni siquiera los negros quieren".

Para enterarse de qué va la vaina:

8 comentarios:

  1. Mencabrona cuando los gringos se indignan por comentarios que hace alguien más, y que ellos consideran racistas. Dudo que a alguien en México (Claro; Fox no cuenta) le hubiera pasado por la cabeza que el trabajo de cartero es tan denigrante, que sólo un negro lo podría llevar a cabo..... no; sólo a alguien que tiene el racismo metido en su podrido cerebro. Tal parece que se les olvida la discriminación que sufrieron posteriormente al ataque de las torres gemelas; cualquiera que no fuera güerito, era mal visto y sospechoso de terrorista. Se les olvida también que algunos mexicanos, que entran ilegalmente a su no racista, libre y democrático país, son cazados como animales por "gringos güeritos". ¡Ah! Y el racista favorito de los californianos: Swarzenegger.

    Más le vale al gobierno hacerse de "oídos sordos", porque en una de ésas, hasta el Son de la Negra nos van a prohibir.

    ResponderEliminar
  2. peor aún... ¡ya no podremos usar negritas! a menos que las llamemos afroamericanitas y nos disculpemos públicamente por nuestro desliz.

    ResponderEliminar
  3. "Cuando me traes a mi afroamericana, que la quiero ver aquí,
    Con su rebozo de seda, que le traje de Tepíc"

    "Oye Sorullo, el afroamericanito es el único tuyo"

    No; definitivamente.... no suenan igual.

    ResponderEliminar
  4. ¿y la cumbia del negro José...? ¡Dios mío qué indignación! :P

    ResponderEliminar
  5. Pero para adjudicarle un adjetivo a la noche sí vale.... ¿O no?

    ResponderEliminar
  6. con un decreto presidencial salimos avantes, ánimo! :-D

    ResponderEliminar
  7. ...un patadón en el afroamericano chimuelo...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:48 p.m.

    jajajajaja no manchen, que ocurrentes... Me metí por accidente y pues cuando leí lo de las rolas solté la carcajada.

    Buenos puntos sobre el racismo...

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.