7 de enero de 2005

Cuentos chinos

Según un chiste popular entre los niños, la respuesta a ¿cuántos chinos hay en China? es "ninguno, porque todos son lacios" (sí, ya se que es patético contado por un adulto :-P), pero según las autoridades de ese país, la madrugada de ayer celebraron la llegada del ciudadano 1.300 millones, lo que significa un éxito en la política de control de la natalidad.

Esta política de control de la natalidad es conocida como la política del hijo único y viene siendo impulsada desde hace 30 años ya que, según el punto de vista oficial, el crecimiento demográfico es uno de los factores que obstaculizan el desarrollo económico. Sin embargo, hay voces contrarias a esta política, pues apuntan que el envejecimiento de la población, aunada a la desproporción de género -119 varones por cada 100 mujeres- acarrearán graves consecuencias, como la prostitución y tráfico de mujeres, así como una gran cantidad de solteros (se habla de 40 millones en el 2020); empero, la más terrible acaso sea tener que garantizar el sustento y seguridad social de un número creciente de ancianos -qué sueños guajiros aquellos de la pensión universal para adultos mayores-.

Mientras los gobernantes chinos se empeñan en continuar esta política de contención demográfica, resalta el caso de Mao Hengfeng quien insistiera en negarse a abortar a su segunda hija, lo que le ha acarreado ser despedida de su trabajo y padecer severos castigos por parte de la policía. Esta situación ha sido impugnada por la señora y sus protestas han sido recogidas por Amnistía Internacional.

Para no quedarnos con un mal sabor de boca, la nota alegre la da un ciudadano chino, programador de oficio, a quien se le ha ocurrido la puntada de querer bautizar a su hijo con el sufijo ".com".

Enlaces relacionados:

3 comentarios:

  1. En la proporción de 119 hombres contra 100 mujeres, el riesgo más grave, es que algunos chinos empiecen a comer el arroz con popote.

    ResponderEliminar
  2. Déjalos sel. Mientlas apunten a otlo lado... ¬¬

    ResponderEliminar
  3. No te fíes; ya empezaron a mandar sus cosas pa'cá.

    ResponderEliminar

Haz un comentario. El autor se reserva el derecho de eliminar comentarios que no se refieran al contenido de la publicación, así como mensajes irrelevantes u ofensas personales.